Nos pasamos media vida buscando el elixir de la eterna juventud pero, lamentablemente, no creemos que nadie haya tenido suerte aún.

Es cierto que, con los años, ganamos en experiencia y sabiduría. Sin embargo, el precio que debemos pagar es que nuestra piel y nuestro cuerpo se resientan.

En Censalud no tenemos ningún elixir mágico, pero sí tenemos tratamientos parecidos a la magia.

Por ejemplo, Silk Peel, un tratamiento que, a través de la microdermoabrasión con puntas de diamante, consigue que eliminar la capa más superficial de la piel y estimular el crecimiento natural del nuevo tejido que sustituye al que hemos eliminado con la abrasión.

Su tecnología avanzada nos proporciona una exfoliación de la piel. También la disminución del tamaño de los poros, la de las cicatrices causadas por acné y, muy importante, rejuvenecimiento de la piel.

Gracias a Silk Peel conseguiremos una piel más tonificada, joven y elástica. E incluso mejorar diversas imperfecciones cutáneas: acné, cicatrices, arrugas, estrías, etc.

Además, se trata de un tratamiento personalizable que se adapta al caso de cada cliente.

Uno de los aspectos más revolucionarios de Silk Peel no es sólo que mejore las arrugas, sino que proporciona a la piel un aspecto más terso y sedoso.

Si queréis conocer más sobre este tratamiento, no dudéis en contactar con Censalud y os pondremos al día de los detalles.