La tecnología, como no podía ser de otra manera, también ha irrumpido de manera positiva en el mundo de la medicina. Y, en este caso, nos queremos centrar en explicar cómo ha llegado para mejorar nuestra salud dental.

Cada vez son más las personas, sobre todo adultos, que quieren mejorar y corregir su sonrisa. Y, en una sociedad en la que la imagen tiene un papel fundamental, la odontología moderna aboga por tratamientos poco agresivos que atenten lo menos posible contra nuestra imagen física.

Desde Censalud queremos presentaros Invisalign, la alternativa a los brackets de toda la vida. Se trata de un corrector dental prácticamente invisible que, a través de la tecnología de imágenes digitales en 3D, ofrece un tratamiento personalizado a todos nuestros clientes.

Mejoraremos la colocación de nuestros dientes gracias a unos alineadores dentales que, además de ser casi invisibles, tienen la ventaja de que son extraíbles y se cambian de manera periódica por diferentes juegos de alineadores. Estos dos puntos son muy importantes a la hora de abordar la higiene de la boca y la comodidad del paciente.

¿Cómo funciona el proceso de Invisalign?

Antes de nada, tendremos una primera cita con el paciente para determinar si necesita o no utilizar correctores dentales. Una vez que el diagnóstico está confirmado, haremos una presentación a través de imágenes en 3D (moldes, fotografías y radiografías) de todo el plan de tratamiento desde el principio del proceso hasta el día que alcancemos la posición dental deseada.

Después, procederemos a fabricar de manera personalizada una serie de aligners transparentes que se encargarán de ir moviendo los dientes poco a poco.

Los primeros aligners se llevarán durante aproximadamente dos semanas para, una vez que corresponda, reemplazarlos por la siguiente serie. ¿Qué conseguimos así? Que los dientes se muevan de manera gradual hasta conseguir la posición dental deseada. No podemos predecir la duración del tratamiento de manera generalizada ya que cada paciente tendrá unas necesidades especiales. Algunos podrán apreciar los resultados desde las primeras semanas, mientras que otros pacientes con problemas más graves deberán esperar algo más.

¿Para qué dolencias recomendamos el uso de Invisalign?

A pesar de que antes de hacer una valoración necesitamos ver en persona al paciente, recomendamos Invisalign para todas aquellas personas con problemas dentales que tienen fácil solución gracias a este tratamiento.

Beneficios de utilizar Invisalign en lugar de otro corrector

  • Los aligners se hacen a la medida de los dientes de cada paciente.

 

  • Muy importante: son extraíbles, cualidad que beneficia tanto a nivel de imagen y de higiene como de comodidad. Se pueden limpiar de manera cómoda y podréis beber y comer sin tener que llevar el aparato puesto.

 

  • Son muy cómodos ya que nos evitamos tener que llevar brackets o alambres, más propensos a irritar las encías y la boca.

 

  • Además de cómodos, son muy estéticos. Tus dientes se irán alineando poco a poco sin que tu cara sea vea afectada. Se trata de un proceso progresivo y nada agresivo.

 

  • Los resultados se podrán ver antes de empezar el tratamiento de manera virtual. Una manera de motivar al paciente y que acabe de decidirse al ver su nueva sonrisa.

 

  • Y, lo más importante, se trata de un tratamiento muy eficaz en el que los beneficios se verán desde el principio del tratamiento.

En caso de que os haya interesado el tratamiento y tengáis algún tipo de consulta, os esperamos en Censalud para resolver todas vuestras dudas.