En Censalud os proponemos recargar pilas aprendiendo técnicas de relajación.
Las vacaciones son el momento ideal para aprenderlas. En un estado de mayor tranquilidad es más fácil conseguir llegar a estados óptimos de relax. Una vez que hemos aprendido a relajarnos en situaciones fáciles, podremos empezar a utilizar las técnicas para enfrentarnos a situaciones de dificultad creciente.
Si quieres más información no dudes en contactar con nosotros!!