El paso de los años hace mella en la piel, en su elasticidad y tersura. Con esos cambios que experimentamos llega la preocupación por recuperar el brillo de la juventud, lo resplandeciente de la piel y la forma de la cara.

Según nuestra experiencia y los datos de la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre) han aumentado en un 10% los tratamientos de rejuvenecimiento facial no quirúrgicos.

Desde Censalud ofrecemos esos tratamientos de la mano de Sinclair, una empresa farmacéutica que aborda de una manera novedosa la dermatología estética a través de tratamientos de reposicionamiento de la piel, estimulación del colágeno y de rellenos de última generación. Una farmacéutica que cuenta con más de 150.000 tratamientos que avalan su éxito y eficacia.

Uno de los tratamientos más demandados son los hilos tensores. Con ellos podemos estirar la piel y recuperar la forma del óvalo de la cara.

¿Qué tipos de tratamiento ofrecen?

Desde Censalud os explicaremos en qué consisten sus tres productos estrella:

1. Silhouette Soft: un tratamiento no quirúrgico muy poco invasivo que se ocupa de reposicionar la piel. Es decir, recoloca los tejidos caídos de la cara y el cuello sin necesidad de pasar por el quirófano.

Se trata de una sutura que se absorbe sola basada en la tecnología de cono,  una innovadora tecnología basada en la estructura del cono de 360º. Un tratamiento único que restaura “el triángulo de la juventud” sin cirugía estimulando la producción de colágeno.

Solemos recomendarlo para tratar el contorno de la cara, mejillas, cejas y cuello.

Requiere un mínimo de inactividad y la recuperación es muy rápida.

2. Ellansé: un estimulador de colágeno que consigue una belleza natural y regenerativa.

Unos rellenos dérmicos que regeneran naturalmente el volumen y restauran la forma que hemos ido perdiendo con el paso de los años. Además, no sólo corrigen las arrugas y los pliegues, sino que también estimulan la producción de colágeno.

Los resultados son progresivos pero duraderos.

3. Perfectha es la última generación en rellenos de ácido hialurónico que consigue resultados más duraderos y naturales.

Actúa como un cojín inflado en el que apoyar las estructuras faciales y los tejidos que pueden haber perdido volumen o elasticidad.

Las arrugas se corrigen instantáneamente, los contornos faciales se redefinen y los volúmenes faciales se recuperan.

Un procedimiento rápido y no invasivo con un tiempo de recuperación limitado o nulo.

En caso de que os quedéis con ganas de conocer más acerca de estos tratamientos, desde Censalud os animamos a venir al centro y os atenderemos hasta resolver todas las dudas.