Las mujeres en general quieren mantener su belleza y juventud para siempre.
En una sociedad donde se vive más años, evitar o mejorar la aparición de esos primero signos del envejecimiento se está convirtiendo en un asunto de preocupación que tiene impacto en la calidad de vida.
Como sabrá, con la edad la piel sufre una serie de cambios predecibles que afectan a su textura, volumen y apariencia.
Al envejecer, la piel pierde su apariencia juvenil ya que la producción natural de voluminizadores e hidrantes dérmicos como el ácido hialurónico disminuye, apareciendo líneas y arrugas donde la piel fue joven y radiante.

Más información aquí